Esto Pasa Cuando Mezclas Creatina y Alcohol

Creatina y Alcohol

¿Combinan bien la creatina y el alcohol? Hasta ahora no se ha realizado ningún estudio al respecto, pero hoy vamos a hablar de lo que pasa cuando los mezclas. Comenzaremos por explicar los efectos del alcohol en la creación de músculo y pasaremos a  ver qué pasa cuando lo combinas con creatina.

Cómo crecen los músculos

Cuando levantas peso en el gimnasio lo que realmente estás haciendo es dañar y romper fibras musculares. Así es, tus músculos se inflan porque los maltratas y el crecimiento se produce durante el proceso de la síntesis proteica.

La clave está en producir más músculo nuevo que el que se ha dañado, para lo cual sirve el entrenamiento, dieta y descanso adecuados.

Cómo funciona la creatina

La creatina es una sustancia producida de forma natural en el organismo, principalmente en el hígado, páncreas y riñones. Además de esto, ciertos alimentos proporcionan creatina adicional como la carne roja y el pescado.

La creatina favorece el proceso de regeneración de ATP, el cual es el energético principal de las células musculares. Cuando los niveles de ATP descienden tus músculos se fatigan.

Los suplementos de creatina ponen a disposición una fuente de creatina para la generación de ATP, por lo que se produce menos fatiga y en consecuencia puedes ejercitarte durante más tiempo.

Los efectos del alcohol en la creación de músculo

El alcohol tiene efectos muy negativos en el desarrollo muscular. Primero, el alcohol obstaculiza la síntesis proteica. Como recordarás, la síntesis proteica permite la creación de músculo literalmente hablando. Pero si entorpecemos este proceso de poco sirve entrenarse.

En segundo lugar, el alcohol afecta a las propiedades anabólicas de la insulina y la hormonas del crecimiento. Estas dos son imprescindibles para la síntesis proteica tras el ejercicio.

La creatina y el alcohol van uno contra el otro

Por un lado tienes a la creatina favoreciendo la producción de ATP y finalmente la síntesis proteica, mientras que por el otro lado tienes al alcohol obstaculizándolo todo. Obviamente este efecto limita, si es que no elimina, las ventajas de tomar creatina y ejercitarse.

El alcohol puede causar roturas musculares

Las roturas musculares pueden ocurrir si trabajas demasiado tus musuculos y tu cuerpo no tiene suficientes recursos para repararlos. Esto es especialmente importante si tomas alcohol y creatina. Cuando tomas suplementos de creatina estás permitiendo a tus musculos trabajar más y por tanto, dañarse más. Si a esto le unes el consumo de alcohol en grandes cantidades estás dificultando la regeneración muscular. Entonces, si tu cuerpo no puede reparar los músculos vas a necesitar tiempos de recuperación más largos e incluso puede que pierdas masa muscular.

En resumen

Tus músculos crecen mediante el proceso de la síntesis proteica. Cuando estás en el gimnasio dañas tus músculos. La creatina proporciona más fuerza explosiva, permitiéndole entrenar durante más tiempo.

Por otro lado, el alcohol entorpece el proceso de crecimiento muscular. Además, el alcohol interfiere con la síntesis proteica, con la insulina y la hormona del crecimiento. En casos extremos, si entrenas intensamente combinando creatina y alcohol tu cuerpo puede tener dificultades para reparar las fibras musculares dañadas. Esto puede resultar en mayores tiempos de recuperación y hasta pérdida de masa muscular.

Por tanto, la creatina y el alcohol no combinan bien. Los posibles beneficios de uno los elimina el otro. Así que si vas en serio en la tarea de hacer crecer tus músculos sería buena idea reducir la ingesta de alcohol todo lo posible, especialmente tras el entrenamiento y antes de acostarse.

fuente: muscleandstrength
foto:
Kimery Davis

Speak Your Mind

*