5 Errores Dietéticos que te Impiden Crecer

Errores Dietéticos del Culturista

Todos hemos cometido errores al muscularnos. Es natural. Pero muchos no no se dan cuenta de que los están cometiendo. Una mala dieta puede ralentizar la creación de musculo y la pérdida de grasa.

A continuación exponemos los 5 errores dietéticos más comunes:

1. Esperar milagros

Para ganar masa muscular de manera paulatina, lo primero que se necesita, además del ejercicio continuo y equilibrado acompañado de una saludable dieta, es paciencia. Se han de respetar siempre las jornadas de descanso entre sesión y sesión. Si no se hiciera así, podrían desecandenarse lesiones graves o incluso poder verse afectado el sistema inmunológico. Por otro lado, se debe evitar igualmente el sobreconsumo de proteínas y el exceso de perniciosos suplementos para aumentar el músculo. Recuerda, por tanto, que los tres pilares básicos son la alimentación, el ejercicio equilibrado y el descanso.

2. Comer a deshoras

Otro fallo común consiste en comer a deshoras. Simplemente se han de respetar las cinco o seis comidas diarias: desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena. Es importante, no obstante, que las cantidades sean pequeñas y adecuadas a que llenen del todo. De este modo, se incrementa la ingesta de calorías y se conserva el nivel hormonal adecuado para practicar ejercicio físico. En cualquier caso, no se puede estar más de cuatro horas sin probar bocado, pues los aminoácidos tienden a descender de manera drástica a partir de ese momento.

3. Comer más de la cuenta

Asimismo, muchas veces se tiende a comer más de la cuenta pues, de ese modo, se cree que también se ganará enseguida masa muscular. Sin embargo, como ya hemos dicho, conviene dosificar adecuadamente las cantidades. Para hacerse una idea, se recomienda ir ganando peso progresivamente, unos 250 gramos semanales, lo que se traduciría en un kilo mensual. Si se superan estas cantidades, significa que lo que se está ganando en verdad es grasa. Un exceso de peso, de hecho, provoca una gran resistencia a la insulina, lo que además dificulta la destrucción de grasa maligna, la cual impide almacenar reservas hepáticas de glucógeno.

4. No tomar los nutrientes adecuados

Por todo lo anterior, se ha de incidir en especial en el consumo de los nutrientes adecuados. En este sentido, se ha de tener especialmente en cuenta a las proteínas vegetales que se encuentran en la soja, las legumbres, los frutos secos, las algas y la levadura de cerveza. Sus principales ventajas estriban en que poseen menos acidez, menos grasas y purinas, no generan colesterol y son de fácil digestión debido a su gran riqueza en fibra. Por su parte, las proteínas se han de ingerir diariamente, así como los carbohidratos.

5. Copiar a los profesionales

Por último, no se han de poner metas excesivamente altas y adecuarse al nivel particular. No es lo mismo un amateur que un profesional. Los culturistas son atletas habituados al ejercicio continuo como forma de vida. Si tan solo se practica como algo saludable, siempre la masa muscular que se desee obtener ha de ser proporcional al peso y físico. Por ello se recomienda iniciarse previamente con pesas antes que con máquinas e ir cambiándolas a medida que el cuerpo se vaya transformando. Se recomienda en todo momento dejarse guiar por un monitor especializado.

foto: rpavich

Speak Your Mind

*